Sánchez, ¿dónde vas y dónde nos llevas?

pedro-sanchez

A pesar de que el siempre aislado PP de Rajoy ha conseguido pactar con Ciudadanos. A pesar de que en el pacto se incluyen multitud de medidas de color socialista. A pesar de que son muchos los prohombres del PSOE que quieren dejar gobernar a Rajoy. Pedro Sánchez sigue en sus trece repitiendo machaconamente su “no, es no”.
Toda la argumentación del personaje socialista es que los que votaron al PSOE, no votaron al PP; evidente. También añade que todos los que no votaron al PP, votaron contra el PP: más discutible. Y al final concluye el intelectual de la rosa, que todos los que votaron contra el PP pueden unirse pero nadie puede unirse legitimando al PP: de psiquiatra. Para qué discutirlo. Basta sustituir PP por PSOE para que el mismo, en cualquier playa de las que ha estado, mirando al mar se de cuenta de la tontería expresada.
Algo falla en mi cabeza cuando pienso en el interés del no perenne del PSOE. Si lo analizo pensando en España, no tiene ni pies ni cabeza el hacer repetir unas elecciones hasta que el resultado sea de mi agrado. Si lo analizo pensando en el PSOE, es una oportunidad perdida el no dejar formar gobierno a un partido con una minoría tan exigua, que desde el primer minuto estaría al albur de la oposición socialista; sería un gobierno pelele y el chollo de los chollos para el partido de Sánchez.
No entiendo nada, si Sánchez deja gobernar a Rajoy con la minoría que tiene lo tendría amargado desde el primer día obligándole incluso a legislar lo que no está escrito, ¿Por qué no aprovecha esta circunstancia Sánchez? ¿No será que Sánchez solo va a la suya y que su objetivo es seguir liderando al PSOE y eso, mientras no haya gobierno, no hay quien lo cambie? ¿Alguien me lo explica?

Voto secreto

pastor

Gran convulsión. Diez diputados, en votación secreta, han votado lo que no se esperaba. Escándalo general, ¿quiénes serán? ¿Hay pactos bajo manga que, de hacerse públicos, serían vergonzantes? Es muy probable; es más, es casi seguro; pero, no deja de ser chocante que el mismo gremio que ha pensado en distintos tipos de votación, pública y secreta, se escandalice cuando la secreta es secreta.

En tiempos de reivindicación de lo que suponen las listas abiertas, que los votantes escojan a sus disputados sin depender solo de las siglas y que estos puedan actuar por responsabilidad hacia sus electores y no obedeciendo ciegamente las ordenes de partido, al primer movimiento que pueda suponer cierta independencia del diputado, les echamos la caballería encima en vez de loar que, aunque huela a chamusquina, esto debería ser lo ordinario. Pura contradicción como en tantas otras cosas.

Yo no sé qué ha pasado, ni por qué ha pasado, aunque puedo intuirlo. Puedo pensar lo que todos o, haciendo un esfuerzo de biempensante, entender que ha habido acuerdos discretos entre grupos para facilitar la organización de ambas Cámaras, y que para que quede claro que no constituyen una armonización ideológica entre partidos tan dispares, se ha echado mano del voto secreto para usarlo como tal y no se ha hecho público justo para no dar a entender acuerdos contra natura entre partidos.

No entiendo nada. Si la votación de las Mesas de las Cámaras debe tener luz y taquígrafos, ¿para qué puñetas está regulado que se hagan con voto secreto? ¿Alguien me lo explica?

Atado y bien atado

rajoy1

Algo me lleva a pensar que el calendario propuesto por Rajoy está atado y hasta bien atado. Evidentemente, en esta carrera de obstáculos para la gobernabilidad, el primer paso es la constitución de las Mesas del Congreso y del Senado, y esta etapa se ha superado con nota. Lo normal, cuando uno no tiene mayoría absoluta y pintan bastos en cuanto a la investidura, es sacrificar inmediatamente la Presidencia del Congreso en aras a poder avanzar negociando una investidura. Esto no ha ocurrido. El PP ha podido mantener la Presidencia de las Cámaras, el Senado estaba cantado pero el Congreso no, contando para ello con Ciudadanos, de alguna manera con los ‘apestados’ nacionalistas y, como no, del aparente pasotismo dar la batalla por perdida del PSOE al no intentar una presidencia alternativa.

Hoy por hoy pienso que está claro que nadie, por motivos muy distintos, quiere ir a unas terceras elecciones. Está claro que Rajoy y su PP deben llevar el peso del gobierno y de las reformas obligadas por la UE. Está claro que el PSOE quiere recomponerse desde la oposición para liderarla y arrinconar a Podemos.

No entiendo nada. Si la solución ideal pasa por que gobierne Rajoy sin que eso tenga coste político negativo para el PSOE, ¿se habrán puesto de acuerdo entre ellos en buscar la fórmula que lo permita? ¿Alguien me lo explica?

La votación tiene truco

Ana_Pastor_Julian_-Politica-Mariano_Rajoy_Brey-PP_Partido_Popular-Patxi_Lopez-Politica_141246272_10099207_854x480

En los pactos para la Mesa del Congreso hay gato encerrado. Lo normal, tal como pasó en la legislatura anterior, es que el partido que ha sacado mayoría, pero no absoluta, tenga que renunciar a la Presidencia de la cámara para poder mantener cierta mayoría en la Mesa. Al no tener mayoría absoluta, es fácil que los demás se repartan el pastel, quedándose la Presidencia y dejando para el prepotente, que no ha cedido de entrada, las migajas. Curiosamente, el pacto con Ciudadanos, no garantizaba nada si los demás, siempre todos contra el PP, se hubieran puesto de acuerdo. ¿Por qué no ha pasado? ¿Dónde está el truco? ¿Cómo el PSOE no ha conseguido que todos apoyen a un candidato suyo?

Para que el PP arriesgue en esta maniobra de enrocarse con la Presidencia, debe estar muy seguro de que no hay posibilidad de perderla frente a un candidato alternativo y esto no se lo asegura Ciudadanos, sino que necesita más apoyos. Recordemos que en la segunda votación solo concurren los dos más votados. Podemos, una vez más, ha ido de listillo al proponer al PSOE un pacto de reciprocidad para apoyar en segunda votación al más votado de los suyos, como si se pudieran presentar a esta votación tres.

No entiendo nada. ¿Por qué PNV y la antigua Convergencia con su abstención no han castigado al PP del que siempre echan pestes? ¿Alguien me lo explica?

Calma chicha

rajoy-rivera-sanchez-1 (1)

Horrible fin de semana. El jueves noche salvajada en Niza, el viernes noche golpe de Estado en Turquía y el domingo otro tiroteo en USA con más policías muertos. El mal tampoco descansa en julio, no se toma vacaciones. Los tres sucesos no van aislados y son una página salvaje de varias tensiones no controladas que, si bien nos asustan, no parece que nos hagan despertar del sueño del conformista.

Mientras en España, no sé si por mor de estos salvajes acontecimientos o simplemente porque el calor apaga ímpetus, nuestros políticos han hecho una alto en el camino de su presencia mediática delegando en portavoces de guardia. ¿Estamos en tiempos de discreción o simplemente de vacaciones? ¿Está atado el futuro inmediato o tocaba descansar?

Mañana se constituyen las Cortes y, fuera del ruido de las declaraciones, veremos el primer acto de esta obra que será la legislatura. Hay que pactar la Mesa del Congreso y esto no es baladí. En la corta legislatura que no llegó a arrancar, Ciudadanos consiguió intermediar entre PP y PSOE para negociar una Mesa entre los tres cuando ni siquiera se hablaban.

No entiendo nada. ¿La calma chicha de este fin de semana, acaso presagia un acuerdo en la Mesa del Congreso que será el preámbulo de la investidura de Rajoy? ¿Alguien me lo explica?

La llave es Sánchez

rajoy-sanchez

Sigue el vodevil postelectoral. Rajoy ganó las elecciones, pero no llega a poder ser investido y formar gobierno por si solo, aunque todo hace prever que, con alguna que otra muleta, si podrá encabezar un ejecutivo. Desde unas posiciones iniciales inamovibles, tanto Ciudadanos como el PSOE, parecen entender que es inevitable que sea Rajoy el que acometa los recortes que la Unión Europa exige.
Una vez Ciudadanos ya se ha comprometido a una abstención en la segunda votación, la pelota está en el tejado del PSOE que, con su abstención, puede hacer posible que Rajoy repita de Presidente de Gobierno. Si el PSOE, Sánchez en definitiva, no cede, estamos abocados indefectiblemente a unas terceras elecciones y a unas cuartas, quintas etc. hasta que Rajoy tenga votos y escaños suficientes, para no depender del PSOE. No parece que esto sea buena solución ya que mientras el PP subiría el PSOE seguiría en descenso y lo de perder escaños no es plato de buen gusto. Rajoy puede esperar, Ciudadanos ya le ha echado una mano y ahora falta que Sánchez, imitando a Rivera en el ‘dónde dije digo, digo diego’, con la excusa de que unas terceras elecciones serían nefastas, rectifique y se abstenga.
No entiendo nada. Si el PSOE tampoco quiere unas terceras elecciones, ¿entiende Sánchez que o bien cambia él de planteamiento, o el PSOE le cambiará a él directamente? ¿Alguien me lo explica?

Políticos sin matemáticas

Luena-Antonio-Hernando

Si bien sé que el sistema educativo español es de segunda división, o de tercera, y que no garantiza que nuestros estudiantes sepan nada de nada, nunca pensé que la nueva generación de políticos se empeñara en demostrar que son fruto mediocre de este nefasto sistema.

Cuando algunos líderes, Iglesias entre otros, dicen que los números dan para presentar una alternativa de izquierdas, lo único que da a entender es que no sabe que son las izquierdas o no tiene idea de números. Para empezar se olvida del Senado dónde el PP arrasó y donde su aplastante mayoría impediría reformas de calado. Si sumamos lo que la gente normal entiende por izquierdas, PSOE, Unidos Podemos, Esquerra y Bildu tenemos 167 escaños o uno más si Coalición Canaria ahora es de izquierdas. Eso aceptando que el PSOE es compatible con la Esquerra de la secesión y que el resto, Ciudadanos incluido, no votan en contra. Vaya números.

Si examinamos la capacidad matemática de los de Sánchez, su trio de fieles, nos pondremos a llorar. Las dos frases más repetidas son “no a las terceras elecciones” y “no a Rajoy ni al PP por activa o por pasiva”. Es decir: la nada. Ni comer, ni no comer. Ni ir, ni no ir… ¡Vaya cabezas! El propio Guerra ha intentado explicarles que A y no A, en simultaneo, es simplemente imposible, pero no lo pillan.

No entiendo nada. Que no sepan matemáticas o no sepan razonar es posible pero, ¿se creen que los demás tampoco sabemos nada? ¿Alguien me lo explica?

Tercer asalto

lostresperdedores

Estamos ante un combate de boxeo peculiar, después de cada asalto hay un largo tiempo donde los contrincantes, que en este caso son cuatro, tienen tiempo para meditar si siguen o tiran la toalla.

Superado el primer asalto y dado que nadie consiguió el KO, la mayoría absoluta, todos prepararon, aunque sin decirlo, un segundo round. Llego el segundo y tres de ellos salieron bien escaldados, tanto que parecía imposible que, a pesar de la debilidad del ganador, se arriesgaran a otra paliza. Aceptando la derrota, siempre magnificando algún hecho personal para justificarse, daban el resultado por aceptable y, todos a una, negaban la opción del tercer asalto. Pasados unos días, supongo que animados por sus seguidores más recalcitrantes, vuelven a aparecer por el gimnasio como con ganas de un tiempo extra de pelea. Lo que parecía imposible, unas terceras elecciones, se empieza a volver a plantear. Parece que el tiempo de reposo ha hecho su efecto y los púgiles, restañadas las heridas, quieren ir a por el ganador a pesar de los pronósticos casi unánimes de otra derrota más.

No entiendo nada. Si no dan por ganador a Rajoy y se retiran, deberán ir a unas terceras elecciones y perder, cada uno de los tres restantes, un puñado de votos más, ¿en qué piensan para volver a recibir por voluntad propia el castigo de las urnas? ¿Alguien me lo explica?

“Dios bendiga a España”

obama

Terminó la visita relámpago del César Obama a España. Dos días se han convertido en uno, por mor de un salvaje atentado en Dallas; el viaje se redujo en la parte más lúdica, lo que es de agradecer. No deja de ser curioso que las visitas de mandatarios norteamericanos se produzcan con cuenta gotas en un territorio que pocas veces les ha sido hostil. Es evidente que la buena relación entre España y Estados Unidos es deseable y, para que sea fructífera, hay que cultivarla a ser posible, como toda relación internacional, independientemente de quien mande en ambos países.

Obama se reunió con quien tenía que reunirse y lo que ha trascendido indica que ‘vamos bien’. Curiosamente la despedida de Obama frente a los suyos fue un “Dios bendiga a América y que “Dios bendiga a España”, lo cual no es mal deseo. Podríamos suponer que después de entrevistarse con quien ese entrevistó, solo se le ocurrió recurrir al altísimo para lograr el milagro de que con estos personajes España levante cabeza o permanezca unida o consiga un gobierno normal o simplemente funcione. Pero también podría obedecer sin más a una cierta visión trascendente, tan propia de un país que no hace ascos a la existencia de Dios aunque muchas veces no le haga ni caso.

No entiendo nada. ¿Por qué en España es un problema mentar a Dios? Anda, que como exista, lo cual es más que probable, muchos habrán hecho más que el ridículo, ¿no crees? ¿Alguien me lo explica?

Felipe si habla de España

NAC21. MADRID, 11/04/2012.- El expresidente del Gobierno Felipe González durante la conferencia sobre "Estabilidad y crecimiento", con la que ha inaugurado hoy el seminario "El nuevo tratado de estabilidad en la Unión Europea. Un instrumento admisible, eficaz, transitorio", que coorganizan la Universidad de La Rioja y la Autónoma de Madrid. EFE/Ángel Díaz

Justo después de la elecciones del 20D, Felipe habló en su periódico, El País, y dejó claro que el PSOE no podía gobernar con los liquidacionistas, ya fueran Podemos o los secesionistas; además aclaró que no era partidario de una gran coalición, por el simple hecho de que sería regalarle la primogenitura de la oposición a Podemos. La conclusión, en forma de ruego a los dirigentes del bipartidismo tradicional, de aquella entrevista era que “Ni el PP ni el PSOE deberían  impedir que el otro gobierne”. Ahora, y dadas las divergencias entre barones socialistas, Felipe afina más y deja claro que al PSOE, a la luz de los nuevos resultados, donde “no hay mayoría alternativa coherente”, no le queda otra que facilitar, si es necesario con la abstención, la constitución de un “Gobierno del PP o encabezado por el PP” y ejercer durante la legislatura una “oposición responsable, exigente y dialogante”, al tiempo que una tarea necesaria de reconstruir “su propio proyecto como alternativa al PP con vocación de mayoría”.

Al contrario que tantas voces políticas que se están alzando sobre cómo salir de este atasco institucional, González, como excusándose frente a los que solo piensan en su partido, dice “Los ciudadanos podrán entender que, a estas alturas de mi vida, se haya reafirmado en mi pensamiento la prioridad de los intereses generales de España y sus ciudadanos sobre cualquier otra”.

No entiendo nada. ¿A que espera Rajoy a llamar a Sánchez y a qué espera este a pensar, en vez de en su PSOE, en España? ¿Alguien me lo explica?