La Constitución del 78

constitucion-espanola-1978

Estamos a mitad de la semana que supone un monumento a la inoperancia de los políticos españoles, se les llenó la boca a gobierno (PSOE) y oposición (PP) en plena crisis, sobre la necesidad de trasladar las fiestas a los lunes o viernes y, como siempre, nada de nada. Entre la fiesta del Cesar, la Constitución, y la fiesta de Dios, la Inmaculada, queda un día suelto en que si algo funciona, funciona a medias.

En los actos oficiales de la Constitución, como cada año, lo que más brillo fueron las ausencias. Una vez más, algunos mearon fuera de tiesto y no asistieron a pesar de ser su trabajo, cobran para ello, y de que sus cargos solo se legitiman por la Constitución que no celebran. Cuando un diputado se ausenta de un pleno sin justificación, su grupo parlamentario le multa, ¿les multará alguien por ausentarse del acto al que no asistieron?

No deja de ser curioso que los que se hartan de legislar, añadiéndonos día a día más deberes, se salten impunemente los suyos alardeando de ello. ¿Podemos nosotros, alegando sinrazones como ellos, omitir nuestros deberes profesionales o cívicos? Es evidente que la Constitución, norma para todos, no colma plenamente a nadie y no la impuso ninguna; todos cedieron algo para aceptarla, esta es su virtud. Nació del consenso y por tanto no refleja plenamente la ideología política de nadie.

No entiendo nada. Hemos celebrado la Constitución como la norma de todos que necesita ponerse al día pero, ¿hay el suficiente sentido de Estado y generosidad política para actualizarla por consenso?

Más carga impositiva

rajoy

La historia se repite. El gobierno de Rajoy, igual que hizo cuando ganó por mayoría absoluta nos cruje a impuestos a pesar de las constantes promesas de no hacerlo. Curiosamente la otra vez la excusa, bien creíble por cierto, era que zapatero había esquilmado la economía española negando la crisis y gobernando mal. Ahora que la herencia recibida no es un motivo aducible, se nos asegura que solo se suben los impuestos a las grandes empresas y al resto, familia, autónomos y Pymes, se las deja respirar.

No deja de ser curioso que en la letra pequeña si se carga a los autónomos y en la letra grande al subir los impuestos especiales, tabaco, alcohol y el nuevo de bebidas azucaradas, no se distingue en que empresa trabajas ya que afecta a todos por igual. A pesar de la declaraciones de Montoro y Fátima Bañez, que sepa yo los que fuman pertenecen a familias y los que beben refrescos y alcohol también. ¿Por qué hay que decir estas falsedades?

Una vez más implícitamente se reconoce la crisis si entendemos por crisis gastar más que ingresar; pero, una vez más, no se plantean como rebajar el gasto de un Estado elefantiásico y en cambio se carga contra el personal con nómina, la famosa clase media, ya media baja, que es la que ha soportado todo el desaguisado.

No entiendo nada. ¿Tanto personal dedicado a la cosa pública no es capaz de encontrar gastos que se pueden evitar? ¿Alguien me lo explica?

 

¿Dónde está el PSOE?

susana-diaz-javier-fernandez-paraguas-efe

La verdad es que, olvidado el chaparrón de la abstención en la investidura de Rajoy, el PSOE ha pasado, más que a un segundo plano, al camerino. Las actuaciones estelares se las han llevado Trump, la vilipendiada ‘alcaldesa de España’, Rita Barberá, Rajoy y, en lo que han podido, los podemitas a pesar de que la andaluza Susana si hace por no desaparecer.

Hay ocasiones en que detrás del biombo es dónde mejor se está,  sobre todo si tienes que cambiarte de ropa y no quieres dar un espectáculo entre erótico y soez. El escaparate de la oposición lo esta ocupando Pablo Iglesias, al que parece no importarle que le vean aunque sea en paños menores políticos. Hay que reconocer que, tal y como está el patio, es mejor estar en el cuarto trasero que en el escenario con el público viéndote hacer según que cosas.

Mientras el PSOE cambia de vestuario, sus cabezas visibles actuales, Susana Díaz y Javier Fernandez, hacen su trabajo escogiendo tienda o modisto. Uno, entre bambalinas, negocia con Rajoy no dejarle en la estacada, los dos responden ante Bruselas, sin excesivos compromisos y, la otra, va haciendo méritos por si tiene que ser la nueva imagen del socialismo en España. Hay momentos en que está claro que el vegetal debe crecer para adentro echando raíces, el fruto ya vendrá luego.

No entiendo nada. Mientras el PSOE echa raíces, Podemos -sin ellas- pretende dar frutos. ¿Cuál es la postura más inteligente? ¿Alguien me lo explica?

Tensando la cuerda

montorojunqueras

Lo peor del nacionalismo es que exista pero lo más irritante es que no paran. Cualquier acto debe suponer un pasito y provocar una tensión extra. Todo lo que hacen y dicen tiene una pequeña trampa que no da para mandarlos a paseo, y por tanto puede parecer hasta asumible, pero si picas, ya has cedido, y ellos ya han avanzado un pasito, del que jamás retrocederán y será el peldaño desde donde empezaran el siguiente movimiento. El nacionalismo catalán tiene una virtud de lo más eficaz: no para.

Evidentemente es más cansado no parar, que estar a por uvas. Es más cansado atacar, que estar solo a la defensiva. Es más cansado, pensar, diseñar, moverse y visitar a unos y a otros, que tomarse las cosas con calma y dentro del horario de trabajo. Es más cansado estar las veinticuatro horas de todos los días del año viendo como avanzar un paso más, que dar tiempo al relax y al merecido descanso.

Ahora y en vísperas de la negociación entre Junqueras, la Generalitat, y Montoro, el Gobierno central, sobre el déficit cataĺán, el gobierno de Puigdemont presenta los presupuestos donde, tensando la cuerda una vez más, contempla duplicar el gasto en embajadas y destinar 5,8 millones de euros al nuevo referéndum. ¿Qué hará el gobierno de España?

No entiendo nada. Unos no paran y los otros parece que no se enteran. Para el separatismo toda acción debe suponer un paso adelante. ¿Es consciente el Gobierno central de lo que nos hacen? ¿Alguien me lo explica?

Pacto educativo

mendez-de-vigo

El sistema educativo español se ha regido, desde los tiempos de Felipe Gonzalez, por criterios y bajo leyes socialistas. Hubo un intento por parte de Aznar, al final de su segunda legislatura, que, si bien llego al BOE, nunca se aplicó, dado que Zapatero, justo al ocupar la presidencia del Gobierno, derogó la ley. No fue hasta la primera legislatura de Rajoy cuando el PP presento y aprobó una nueva ley educativa, la LOMCE, tambien llamada ley Wert ministro autor del proyecto. La nueva ley, al menos en el texto aprobado solo gracias a la mayoría absoluta del gobierno popular, suponía unos tímidos -aunque eficaces- intentos de transformar una educación solo igualitarista en una enseñanza basada en el esfuerzo.

Desde el principio, la oposición no dudo en poner zancadillas a su implementación y, de hecho, las CCAA no gobernadas por los populares, se declararon en rebeldía, interpusieron recursos ante los tribunales e inflamaron la calle, convencidos de que una ley educativa nunca podría ser hija de la derecha. Para la izquierda política, la educación es ‘casus belli’, pues saben de su importancia para cambiar la sociedad. El modelo educativo en España no se negocia, y mucho menos se acepta, que pueda ser un modelo que proponga la derecha y me temo que va a ser así mientras puedan.

Ayer, se reunió por primera vez en esta Legislatura la Conferencia Sectorial de Educación, a la que pertenecen los Consejeros de todas las Comunidades Autónomas y, ¡oh milagro!, se alcanzó un acuerdo: El PP rebaja lo que piden los demás y santas pascuas. De momento la batalla estaba en las famosas revalidas de Wert, presentes en la inmensa mayoría de sistemas educativos de la UE, y, estás, han pasado a mejor vida, transformándose en las evaluaciones diagnóstico de Méndez de Vigo. ¿Qué más se tragará el gobierno con o sin patatas?

No entiendo nada. ¿Cómo pueden alegrarse los responsables políticos de la enseñanza en España de que ganen las tesis del mínimo esfuerzo? ¿Alguien me lo explica?

Murió Fidel, que no Castro

castro

La noticia del fin de semana ha sido sin duda la muerte de Fidel Castro que, si bien retirado de la Presidencia de Cuba, suponía la continuidad de la política en la Isla de los últimos cincuenta y siete años. No deja de ser curioso que algunas dictaduras marxistas hayan acabado, de facto, siendo una especie de monarquías con casa real y tintes teocráticos, aplaudidas por la izquierda republicana y atea.

Es innegable que Fidel Castro fue un líder singular, cuestión distinta es el tipo de liderazgo que ejerció. Para Donald Trump, el presidente electo de EEUU, fue un “brutal dictador” que “oprimió a su propio pueblo” y que deja “un legado de fusilamientos, robo, sufrimiento inimaginable, pobreza y negación de derechos humanos fundamentales”. Para otros como Pablo Iglesias, el líder de Podemos, merece elogios y escribe en su tuitter, con cierto matiz,  una glosa a su Fidel : “Con sus luces y sombras se va un referente de la dignidad latinoamericana y de la resistencia soberana. Adiós Fidel”. Otros muchos lo de las sombras ni lo mentan y, la verdad, a mi me cuesta encontrar luces.

A pesar de que mi admiración por Fidel es menos que cero, hoy no celebro nada; su país sigue tomado por los Castro, poco ha cambiado. Convirtió la Isla Bonita en un infierno tropical para todos aquellos que no pertenecen a la corte de la casa real castrista. Infierno para los miles que tuvieron que salir por piernas e infierno para los que se han quedado y sobreviven sin ser libres y pasando hambre y miseria. ¿Dónde está la dignidad del que trata a su pueblo así?

No entiendo nada. ¿Cómo pueden, los que venden ansia de libertad, admirar a un dictador que ha subyugado a su pueblo más de cincuenta años? ¿Alguien me lo explica?

Con Rita Barbera no hay excusas

rita2

Ya se que lo políticamente correcto, después del fallecimiento de Rita Barberá, es decir que en caliente no es bueno plantearse según que cuestiones, y que ya llegará el día en que tranquilamente examinemos que ha pasado, e intentemos poner medidas para que un hecho como estos no vuelva a ocurrir. De esta manera, y dado que hechos lamentables ocurren continuamente, nunca más revisaremos el tema y así no cambiaremos nada nunca jamás. No me apunto a este planteamiento. Justo ahora es cuando conviene analizar las conductas que pueden haber propiciado este luctuoso acontecimiento.

No hay excusas. Los comportamientos miserables que han roto el corazón de Rita, a mi entender, son: la pena del telediario, el rechazo de los suyos, la cacería de los adversarios políticos y el linchamiento de muchos medios de comunicación. Ninguno de los que han tenido estos comportamientos: espectadores, compañeros de partido, adversarios políticos y periodistas tiene excusa ni argumentos para haber actuado inquisitorialmente transformando la presunción de inocencia en culpabilidad preventiva, yendo a la cacería y a la aniquilación, política y personal, de aquella que electoralmente o ideológicamente les daba sopas con honda.

Informar es una cosa, condenar es otra. Informar es una cosa, acosar es otra. Informar es una cosa, forzar noticias en contra es otra. La libertad de expresión no es denigrar a las personas, ni insultarlas, ni condenarlas de antemano, ni pisarlas, ni descojonarse de ellas, ni ridiculizarlas en cuestiones personales. Todos los que han obrado de mala fe, lo saben y saben distinguir perfectamente lo que es pensar distinto e informar de hechos, de lo que es participar en una cacería.

No entiendo nada. Mira que es fácil actuar democrática y decentemente, ¿no saben que basta con criticar las opiniones y los comportamientos pero nunca a la persona? ¿Alguien me lo explica?

Rita Barberá: cazada

rita-barbera

En febrero de este año, indignado por el tratamiento que desde muchos medios de comunicación y entornos políticos se hacia de la persona -subrayo persona- de Rita Barberá y sin deberle a ella favor alguno, escribí con el titulo de “Cazando a Rita”, en este mismo bloc, que “Las caras de ‘placer’ enfermizo que ponen algunos cuando hablan de la Barberá, solo son comparables a las de grandes actores en escenas de sadismo. Tengo que reconocer que este deporte de ‘la caza al personal’, puesto tan de moda en la saga de ‘los juegos del hambre’, enciende en mí sentimientos de algo muy parecido al asco.

Y añadía yo, en momentos en que la alcaldesa de las cinco mayorías no figuraba en ningún texto judicial, que “Es verdad que el PP en Valencia huele fatal. Es verdad que no paran de salir imputados, ahora investigados, entre los cargos públicos populares. También es verdad que Rita Barberá, condenada por la oposición y la prensa como criminal casi de guerra, ni siquiera figura como ‘investigada’ en ningún juicio. Lo de la presunción de inocencia, ¿para quién es? ¿Solo para políticos de izquierdas y periodistas de según que cadenas?”

La cacería estaba en marcha y dos días después de su comparecencia voluntaria ante el juez Instructor del Tribunal Supremo, Cándido Conde-Pumpido, su corazón ha dicho basta. La condena de telediario, el desamparo de muchos de los suyos en el PP, la campaña de hostigamiento a todas horas de cierta oposición derrotada habitualmente por ella, incapaz de ganarla en las urnas, y especialmente la implacable cacería de cierta prensa que solo sabe vivir y comer de la mierda y de la presunción, interesada por rentable, de culpabilidad han podido más que la fuerza de este ciclón político del Turia.

No entiendo nada. Cuando una campaña de acoso y derribo acaba así, como ha acabado con Rita, ¿los promotores pueden dormir tranquilos? ¿Alguien me lo explica?

Qué queda del PSOE

zpysanchez

No es fácil de entender que un partido político que lo ha sido todo en España camine a pasos agigantados hacia su autodestrucción. Este hecho no es nuevo y ya empezó con Zapatero. Muchos recordarán la desconexión de Montilla con su Secretario General cuando pactó con ERC e IU un gobierno de perdedores en Catalunya. A partir de ahí, y gracias a la nefasta gestión de un gobierno con este conglomerado político, el PSC inició una caída en picado que le ha supuesto pasar de 25 a 7 diputados en el Congreso y de 52, con Maragall, a los actuales 16 de Izeta en el Parlament de Catalunya.

Actualmente el PSOE, que solo ganó en Andalucía, Extremadura y Asturias, ha conseguido gobernar mas autonomías gracias a pactos, alguno con Podemos, enmascarando lo que no es más que un resultado altamente catastrófico. En las generales, desde la ultima legislatura de Zapatero, su cosecha electoral es más de lo mismo y pierde votos a mansalva: de 110 diputados en el tiempo Rubalcaba a 85 en los últimos comicios. Tal es la sangría política que se fuerza un Comité Federal para echar a Sánchez de la Secretaría y nombrar una gestora.

La situación actual no es mejor. La Gestora poco pinta, Sánchez está desde hoy de campaña por España para recuperar el poder perdido, el PSC en Catalunya sigue por libre y el PSV acaba de pactar con el PNV, de espaldas a la dirección del PSOE, un gobierno de coalición donde sigue los pasos del socialismo catalán en flirtear con el nacionalismo. Si el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, el PSOE es el rey de ellos: se nacionaliza dónde priman los nacionalistas y se podemiza en el resto.

No entiendo nada. La Gestora del PSOE necesita tiempo pero, ¿llegará a tiempo de salvar de su autodestrucción lo que fue el primer partido de España? ¿Alguien me lo explica?

Efecto ‘Sánchez’

sanchez-iglesias

Al igual que Zapatero, que gracias a su desastroso final de mandato, arrastró al PSOE a una bajada histórica que Rubalcaba no pudo parar, Sánchez ha acelerado la caída libre del partido socialista. Por si esto fuera poco, el hecho de que Sánchez amenace con volver y, como mínimo, resistir con lo poco que le queda, da la imagen de un socialismo realmente más que dividido. La realidad política española hace que el electorado castigue poco la corrupción, mucho la contradicción ideológica y muchísimo la división de un partido y el PSOE las tiene todas: corrupción, caos ideológico y batalla campal interna.

Las ultimas encuestas, acaban de publicarse más, siguen mostrando que esta pérdida sangrante de votos socialistas, beneficia fundamentalmente a la abstención, sus votos se quedan en casa, y al PP que sigue subiendo. Podemos y aledaños políticos, se mueven entre el mantenerse o el subir muy poco y Ciudadanos va en retroceso. El hecho de que el PSOE, ahora de nadie, siga cediendo votos, posibilita que Podemos, sin ganar apenas nada, pueda ascender a ser la segunda fuerza y por tanto, liderar la oposición. Sería curioso si, al final de este proceso de cambio, el duopolio PP y PSOE se transforma en España en un nuevo bipartidismo de PP y Podemos.

A Rajoy, amen de gobernar, le debe preocupar como queda el mapa político español. Es difícil pensar que prefiera cambiar, como contrincante y alternativa de gobierno, al PSOE por Podemos y por tanto debe intentar echar un paracaídas a este socialismo que cae en picado. Esto debe llevarle a contar con un partido socialista, miedoso frente a una convocatoria electoral prematura, pero sin abusar ni un pelo de esta debilidad para no ponerle al pie de los caballos de Iglesias.

No entiendo nada. Además de gobernar, ¿debe Rajoy salvar al PSOE para frenar a Podemos y conseguir que ambos se desgasten por la batalla entre ellos? ¿Alguien me lo explica?